Dvfqslolqm6enlnuoeyd

Yoga33 para la herida Quironiana

Clase de Yoga33 de 72min, para tratar la herida que todos tenemos con Quirón.

Contenido


  Contenido.
Disponible en dias
dias después de inscribirse

Accede ahora a esta clase y a todas las demás.


Yoga33 para la herida Quironiana.

Esta serie es una serie en la que necesitamos hacer una inmersión a la cadera lentamente, por lo tanto te invito a que los primeros ejercicios los realices con los ojos cerrados y mantengas el tiempo que indico en la serie, sin prisas y sin querer pasar "rapidito" por ellas, pues es necesario para que la cadera se sienta protegida para abrirse.


En la cadera hay mucho guardado y mucho contenido. La cadera guarda secretos familiares, miedos relacionados con la sexualidad, herida uterina, herida en la vida previa a la vida - la vida intrauterina, sentimientos de abandono, de no ser capaces ni merecedores, impotencias, rigidez, miedo a no dar el paso.

Te puedes entonces imaginar lo que puede pasar si hacemos esta serie acortada a solo 15 o 30 minutos, sin el pranayama de inicio o el ejercicio de apertura de caderas de después, que vamos a descorchar la botella de vino gaseado de golpe y va a salir emocionalmente todo lo contenido en formatos que nos van a parecer demasiado bruscos.

Así que regálale a este espacio anatómico el tiempo que merece.


¿Cuantos años llevas de vida, 30-40-50-60 años? Todos esos años lleva día tras día, segundo a segundo la cadera guardando información de lo que llevas vivido. Por favor, se cauta/o con ella y dale el tiempo que merece. Sé amorosa/o con el cuerpo.



LA HERIDA QUIRONIANA:

Quirón nos muestra un punto de hipersensibilidad y dolor...Quirón vá más allá de la madre personal es la herida universal.

En la mitología griega Quirón era el más sabio de los Centauros, en astronomía y astrología se trata este asteroide que orbita entre Saturno (lecciones duras de este planeta escuela) y Urano (el despertar de la conciencia).


Su función es la de hacernos comprender que las cosas que no nos gustan de nosotros mismos, los traumas, lo que nos avergüenza y nos hace sentir en guerra con la misma vida están allí para hacernos alcanzar la resiliencia y ser más fuertes y sabios que antes: es decir, comprender que la cura está en nosotros y no afuera.

La herida quironiana consiste en aquello que no podemos solucionar, que vuelve una y otra vez, que se ha quedado a vivir con nosotros. Aquello que ya se ha convertido en maestría, a menudo aconsejamos sobre el tema y somos guías para el resto de personas, vemos como los demás consiguen sanarlo pero nosotros lo continuamos teniendo latente. Esa es la herida quironiana. Aquella que debemos aceptar y amar porque gracias a tenerla se ha transformado en una fuente compasiva de saber y de sanación para los demás.


Todos somos niños - adultos heridos en algunos espacios de nuestra alma (carta natal) y esa herida nos hace humanos.

Deseo que a partir de ahora trates a las personas sabiendo que ellos también tienen su herida.

Qué disfrutes de la clase!


Tu profesora


Marta Millán
Marta Millán

Voy a acompañarte en cada clase y cada ejercicio para que puedas realizar tus prácticas de una manera sencilla y cercana.

Si sigues las instrucciones podrás notar como cada clase es un nuevo paso en tu vida, un espacio lleno de sentimientos y sensaciones que te acompañarán ayudándote el resto de tu día.

Deseo que disfrutes mucho, SAT NAM.


Preguntas frecuentes


¿Cómo puedes acceder a esta clase?
Para acceder a esta clase y a todas las demás clases y meditaciones de la escuela, puedes hacerte alumno oficial
¿Cuantas veces puedo realizar la clase?
Puedes realizar esta y el resto de clases y meditaciones de la escuela tantas veces como quieras sin limites, mientras continúes dado de alta como alumno oficial.
¿Cómo puedo hacerme alumno oficial de la escuela?
Puedes acceder a la pestaña precios del menú o hacer click en los botones que aparecen en esta página, para informarte sobre los precios y ventajas de ser alumno oficial de la escuela.

Accede ahora a esta clase y a todas las demás.